Fecha nacimiento: 1/4/2012

Yako vivía con una familia en un terreno, pero se tuvieron que mudar y decidieron que ya no se podían hacer cargo de él.  Poco más sabemos sobre su pasado y los traumas que viene arrastrando.

Estamos trabajando con él porque al llegar se mostraba reactivo con algunos perros y en algunas circunstancias es un poco imprevisible…. Cada vez está mejor pero sigue siendo “especial” y por precaución, los paseos los realiza con bozal.   Necesitaría a alguien que sepa como tratarlo,  con mucha experiencia y que esté dispuesto a dedicarle tiempo y ganas de ayudarle.

¿Te gustaría apadrinar a Yako y darle la oportunidad de recibir la atención que se merece?

Si no puedes adoptar, puedes apadrinar o hacerte soci@ para formar parte activa de este proyecto que salva vidas.