Fecha de nacimiento: 06/2016

Willy fue encontrado con tan sólo 2 meses de edad en una cuneta, atropellado y con varias vértebras rotas, con lo cuál quedó paralítico de las patitas de atrás.  Estuvo un par de meses de acogida, ya que era demasiado joven para entrar en el refugio.  Ahora ya vive en Canópolis y recibe sesiones de acupuntura, fisioterapia y otras terapias naturales. Es un cachorro muy alegre, cariñoso y juguetón, lleno de ganas de vivir.

Entendemos que una adopción en tales circunstancias es difícil, pero puedes ayudar a que Willy tenga la vida digna que se merece mediante el apadrinamiento  para sufragar sus gastos veterinarios y sus cuidados especiales.  ¿Te gustaría ser su padrino divino?