Fecha de nacimiento: 08/11/2013

Este precioso San Bernardo vivió toda su vida en un pueblecito dels Pirineus, junto a su compañera Barrufa, una bonita pastora. Su responsable enfermó, y un vecino veló para que no les faltará de nada e intercedió para traerlos a Canópolis.

Pese a su imponente tamaño, pesa 65kg, Torb es todo ternura. Su visión no es muy buena, pero hace vida casi normal. Por el resto, goza de una buena salud.

A lo largo de su vida ha tenido escaso contacto con personas y perros, pero pese a su mala socialización disfruta muchisimo recibiendo mimos y atenciones de los cuidadores, y tampoco tiene problemas para relacionarse con perros.

Te gustaría adoptar a este fascinante peludo? Sino, también puedes ayudarlo conviertiendote en su padrino o madrina y colaborando con sus gastos de manutención.