Fecha de Nacimiento: 2008

A Toni, lo trajeron de otra protectora porque el terrible miedo que tenía a las personas, dificultaba mucho su adopción y llevaba mucho tiempo viviendo en un espacio muy reducido.

Al principio, el cambio de entorno no fue demasiado favorable, ya que le costó mucho hacerse con el resto de perros y acostumbrarse a salir de la parcela. Ahora Toni, ya está totalmente integrado e incluso va de paseo con el resto de la manada y su cuidador.

Toni ha descubierto el gran placer de las caricias humanas, y cada vez se acerca más a las personas, aunque sigue siendo bastante tímido y desconfía.  Su adopción no sería fácil, ya que requeriría de un trabajo previo para ganarse su confianza, aunque creemos que no es imposible.

Si no puedes adoptar, puedes apadrinar o hacerte soci@ para ayudar con los gastos de manutención y ser parte activa en este proyecto que salva vidas.