Fecha de Nacimiento: 2010

Tita y su hermana Bea, provienen de un decomiso que Faada llevó a cabo. Le retiraron más de 60 perros a un cazador que los tenía en condiciones muy lamentables. Pudimos acoger a dos y Bea es una de ellas. Al principio, eran perras muy tímidas y costó mucho ganarse su confianza.

Hoy en día, son sociables y simpáticas con las personas que conocen, especialmente Tita, que cada vez busca más el contacto humano. Ya está preparada para vivir en un hogar amoroso que la trate con dulzura y comprensión. ¿Quieres conocer a esta belleza sensible y serena?

Si en estos momentos no puedes adoptar, puedes apadrinar o hacerte soci@ para ayudar a la manutención de los animales del santuario Canópolis.