Fecha de nacimiento aproximada: 07/2013

A Samsa, la dejaron sus dueños. Habían tenido un bebé y al parecer la perra mostraba celos hacia el nuevo miembro de la familia.

Al llegar al refugio, mostraba un nivel de ansiedad elevado. Intentaba llamar la atención de los cuidadores y de los visitantes constantemente. Es muy joven y siempre ha vivido en una casa, teniendo muchas atenciones y la adaptación a la vida del refugio no ha sido fácil para ella.  Poco a poco se ha ido calmando y se ha adaptado a la nueva situación, aunque sigue siendo una perra muy activa y con muchas ganas de jugar y hacer ejercicio.

Sabemos que Samsa necesita un entorno más estable y equilibrado en el que vivir. Al tratarse de una perra muy enérgica, habrá que tener tiempo de poder atender y ofrecerle la oportunidad de descargar esa energía corriendo, jugando con otros perros, paseando…

¿Quieres conocer a Samsa?

Si no puedes adoptar, puedes apadrinar o hacerte soci@ para ayudar con los gastos de manutención y ser parte activa en este proyecto que salva vidas.