Fecha nacimiento: 15/8/2014

Sally fue abandonada junto a sus hermanos, en una cuneta en la carretera, dentro de una caja de cartón y en un día de mucha lluvia. Fueron rescatados y criados a biberón, ya que tan solo tenían una semana de vida.

Sally llegó a Canópolis a través de la protectora de Cáceres que le salvó la vida, en busca de una oportunidad que, quizás, allí no podía tener.

Es una perrita muy simpática, cariñosa, sociable y buena, a la que le encantan los mimos. Una leal compañera de las que no se separan de tu lado.

¿Quieres ofrecerle a esta perrita amorosa una familia y un hogar definitivo?

Si no puedes adoptar, puedes apadrinar o hacerte soci@ para formar parte activa de este proyecto que salva vidas.