Fecha de nacimiento: 05/10/2017

Rocket fue abandonado con escasos días de vida junto con sus hermanas. Una familia lo acogió, y lo sacó adelante con biberones y un montón de cuidados.

Al principio se llevaba bien con el otro perro de la casa, pero un día se pelearon fuerte por comida y a partir de entonces la familia decidió tenerlos separados. Su relación no mejoró…

Debido a todo ello, se decidió llevarlo a una residencia canina hasta encontrarle un lugar mejor. Allí pasó unos meses hasta entrar en Canópolis.

Rocket se lleva estupendamente con las personas. Es afectuoso y tranquilo. Es algo miedoso, y con los demás perros tiene algunas dificultades en las presentaciones, suele ladrarles mucho y no se comunica muy bien. Esperamos que su paso por Canópolis le enseñe a relacionarse mejor, y que pronto pueda ser adoptado felizmente por una nueva familia.