Fecha de nacimiento aproximada: 01/05/2020

Moa fue encontrada en la calle sin chip ni identificación, y un hombre la acogió en su casa. La tenía atada como perra de vigilancia, y nunca salía ni se relacionaba con nadie. Una familia del vecindario intercedió y lo convenció para que se la diera, y con ellos pasó unos meses. Allí empezó a pasear y a estar en contacto con más animales y personas. Tenía algunos miedos por no haber sido socializada de cachorra, pero muchos los fue perdiendo gracias al trabajo de esta familia.

Moa es bastante activa, quizás por haber estado tanto tiempo atada, y necesita actividad física. Es tierna y cariñosa con las personas. Es apta para vivir con perros y gatos, pero se asusta un poco con los niñ@s muy activ@s e intens@s. Se relaciona bien con toda la manada de Canópolis, aunque es bastante independiente, prefiere seguir a los cuidador@s.

Pese a ser muy joven Moa ha vivido en muchos lugares, y anhelamos para ella un hogar definitivo en el que pueda quedarse. ¿Quieres ser tú quien le ofrezca ese hogar?