Fecha nacimiento aproximada: 2016.

Fuga procede de un síndrome de Noé, del que fue rescatada. Vivía en Pontons con otros 20 perros y una señora mayor, pero en lamentables condiciones, ya que en la casa incluso había animales muertos. Las personas que se encargaron de rescatarlos intercedieron por ella y cuando hubo plaza en Canópolis, pudimos acoger algunos (Fuga y Petra, que por su aspecto algo tienen de familia).

Fuga es una perrita muy graciosa, muy sociable con los demás perros, pero es tímida con humanos. Sabemos que su adopción no es fácil, pero no sería imposible si se dedica tiempo para que aprenda a confiar en el humano.

Puedes apadrinar a Fuga o hacerte soci@ de Trifolium para ayudarnos con su manutención y así podamos seguir ofreciendole un hogar y la vida digna que se merece todo ser viviente.