Fecha de nacimiento aproximada: 01/01/2012

Fosca fue encontrada en Valencia cuando tenía apenas dos meses de edad. Fue adoptada por una mujer de Castelldefels, quien la cuidó hasta 2018, año en que falleció. Tras su partida, Fosca quedó en manos de alguien que sufrió un grave deterioro cognitivo, lo que le impidió seguir brindándole los cuidados necesarios.

Es una perra super dulce y buena. Es muy fácil de llevar ya que se entiende con todo el mundo, humanos y perros. Es cariñosa y simpática y ya ha encontrado a su cuidadora favorita de la que no se separa ni un momento.

Fosca es una perra mayor, y es triste verla pasar sus últimos días en un refugio después de haber vivido siempre en un hogar. Adoptarla sería una fuente de amor y alegría garantizada. ¿Te animas a darle un hogar a un animal mayor?