Fecha de Nacimiento aproximada: 2011

Ashna vivía en una casa de campo en Castellón, junto a su madre Mandala y su hermano Hugo.  Al fallecer sus dueños, los tres quedaron solos y aislados en la montaña, sin contacto humano durante meses. Una familiar de los dueños, puso todo su empeño en capturarlos y traerlos al refugio.

En Canópolis, su integración fue fácil y pronto empezaron a confiar en las personas.  Tanto Ashna, como Hugo y Mandala son perros que no buscan llamar la atención, y tienen bastante respeto a los demás perros del refugio.  Aunque también tienen su grupo de amigos;-)

Ashna es la más sensible, pero cuando te ganas su confianza, es un auténtico amor y le encantan las caricias y dar besitos. Es una eterna cachorra que siempre viene a saludarte con mucha alegría.

¿Te gustaría conocer a esta preciosidad y ofrecerle una nueva oportunidad?

Si no puedes adoptar, puedes apadrinar o hacerte soci@ para ayudar con los gastos de manutención de los animales y ser parte activa en este proyecto que salva vidas.