Nuestro refugio dice adios al arroz…de momento.

Canópolis fue la primera protectora de España que ofreció a sus animales una dieta natural.  Desde 1985 se cocinaba para los perros y gatos a diario en unas grandes ollas.

Cuando Trifolium asumió la gestión del refugio en 1997, no sólo se mantuvo esta práctica, sino que se mejoró el menú y desde entonces no hemos dejado de investigar a lo largo de estas dos décadas para optimizar la dieta de nuestros animales.

Hace un tiempo decidimos, por fin, lanzarnos a eliminar los cereales definitivamente del menú de los perros,  y estamos encantados con los resultados.  Ahora nos preguntamos cómo no lo hicimos antes!!?? Nos damos cuenta que tuvimos que pasar por este proceso evolutivo para llegar a este punto y ver con nuestros propios ojos lo mal que les sienta a los perros tanto cereal en su dieta.

Si ya parece extraño que Trifolium insista en cocinar para los animales, aún os lo parecerá más que hayamos eliminado el arroz de la receta. Os explicaremos como y por qué hemos llegado a esta acertada decisión y qué beneficios estamos observando en los perros.

Hace unos años, Gemma Knowles, nuestra vicepresidenta, que viaja al extranjero en busca de nuevas tendencias en EE.UU., Suiza, y Reino Unido, se percató  de que en estos países se propagaba la tendencia Grain-Free entre los fabricantes de piensos.  La prensa sobre perros también empezaba a hablar de los problemas endocrinos asociados al consumo de altos porcentajes de Hidratos de Carbono y cereales en las recetas de los piensos industriales.

Veterinarios con cierto renombre como Ian Billinghurst (Australia y fundador de la dieta BARF), Tom Hamilton (EE.UU. Veterinario homeópata), Karen Becker (EE.UU. veterinaria autora de varios libros sobre cocina natural para perros), etc., alzaban la voz en redes sociales y otros medios en contra de los cereales en el menú de los carnívoros como lo son el perro y el gato.  Estos profesionales pioneros, a los que se les suman otros profesionales y particulares han llevado a la industria de  la alimentación de nuestros animales a cambiar su filosofía completamente.

Hoy en día, en las tiendas y supermercados dedicados a la venta de productos para animales, los pasillos dedicados a la alimentación han dado paso a los sacos grain-free y a los congeladores con comida cruda SIN cereales para perros y gatos.

Habiendo investigado el tema, se decidió rebajar la cantidad de arroz que se consumía en Canópolis. Hace unos años, de 50% de arroz en la dieta, se bajó al 20%. Aunque en casa, los perros de nuestra vicepresidenta casi no comían cereal, pero por cuestiones económicas, en Canópolis no nos atrevíamos a ofrecer un menú grain-free (téngase en cuenta el encarecimiento si el porcentaje de cereal se sustituye con más carne y verduras).  Para algunos perros con alergias  de piel y síndrome de intestino permeable hacíamos el esfuerzo, pero ya está.

Sin embargo, la obesidad de un gran porcentaje de los perros en Canópolis y los problemas que se asocian a un alto consumo de cereales en la dieta de los perros* (diabetes, hipotiroidismo, artrosis, colesterol, etc) nos ha animado a hacer el cambio definitivo este año.  Desde marzo 2016, los perros de Canópolis no han probado el cereal en su menú. Como única fuente de Hidratos de Carbono, los perros comen patata y verduras. Empezado junio ya pudimos observar algunos beneficios.

*Parece ser que los perros como animales principalmente carnívoros no disponen de las sustancias digestivas como la amilasa para asimilar el almidón presente en los cereales.

En tan solo dos meses, los resultados positivos del cambio fueron cuantiosos.  Muchos perros han recuperando su figura, agilidad, y buen humor.  Pero además, hemos visto un cambio en el pelaje. Les brilla más y al tacto es distinto; más suave, más lustroso.  Al perder tejido adiposo, los perros se ven más fibrados y musculados.  Con el tiempo veremos que otras ventajas surgen…

Según los veterinarios mencionados, un alto porcentaje de cereal en la alimentación de los carnívoros desencadena toda una serie de enfermedades inflamatorias y degenerativas, así como alergias y problemas digestivos.  A pesar de un reciente estudio realizado en la Universidad de Uppsala en el que se demuestra que los cánidos domésticos se han adaptado para poder asimilar mayores cantidades de almidón que sus congéneres salvajes, según Becker y Billinghurst sobretodo, los perros serán más sanos si los cereales se reducen a cantidades muy pequeñas o desaparecen de la dieta completamente.  Según ellos, los perros utilizan mejor las grasas animales como fuente de energía que no los hidratos de carbono vegetales, y su sistema y homeostasis reconoce mejor y gestiona mejor la carne con sus grasas y huesos,  las verduras y frutas que no los cereales.

Otro de nuestros empeños desde hace años era introducir la dieta cruda o BARF (ACBA) en el refugio. Hicimos un intento hace años que fracasó por que en esa época darles crudo a los perros era logísticamente inviable.

El mundo de la alimentación de los perros y gatos está cambiando a pasos agigantados en España, pisándole los talones a las tendencias en los países mencionados.

Están surgiendo empresas nacionales que ofrecen menús preparados de dieta cruda para perros y gatos, y buscando en internet opciones para poder introducir de nuevo este tipo de alimentación en Canópolis, encontramos la empresa Squeaky Foods en Vic (Barcelona).

Desde hace más de un año hemos introducido varios menús en la carta que ofrece esta empresa pionera en nuestro país.  Aunque hemos decidido quedarnos con nuestro cocido semicrudo en el que introducimos todo tipo de suplementos naturales, dos veces por semana, los perros de Canópolis comen crudo y estamos encantados con el resultado.

Squeaky es una empresa fundada por un padre y un hijo que viendo como sus Boyeros de Berna y Terranovas se morían de cáncer a edades muy tempranas, decidieron investigar el tema.  Se percataron de que la dieta a base de piensos podría estar detrás de esta enfermedad y, efectivamente, encontraron información en el extranjero que afirmaba cómo un cambio de dieta  podía cambiar también el bienestar de los perros. Decidieron empezar a darles crudo a sus preciosos canes y no han mirado hacia atrás.  Así pues nació la empresa Squeaky Foods para que otros perros se puedan  beneficiar de la dieta BARF o ACBA.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *