¿Tu perro o gato se rasca como si tuvieran pulgas, se lame, le salen clapas en el pelo, dermatitis, “hot spots” (zonas calientes entre los dedos, morro, orejas, abdomen), otitis recurrentes, eccemas de verano?

¿Se le inflama la raíz de la cola y se le ennegrece la piel (aspecto piel de elefante), tiene diarreas, heces blandas con mucosidad recurrentes, vómitos sin razón aparente?

Si tu animal de compañía sufre de uno o varios de estos síntomas, probablemente esté sufriendo de alergias. Muy bien! ¿Pero a qué?

Muchos animales que conviven con nosotros entran en una espiral de síntomas y tratamientos con fármacos, sin que se diagnostique correctamente que lo que el animal sufre es de una alergia a su comida. Se tratarán esas otitis con antibióticos y antiinflamatorios (AINES) alegando alergia a los ácaros.  Se tratarán las dermatitis pensando que lo que el animal padece es una alergia a las pulgas. Se harán pruebas de alérgenos y se eliminarán de su entorno sustancias y alimentos a los que sale positivo, pero lo que no se ataja es el problema de raíz: el pienso.

Sí, el pienso! La alimentación industrial o artificial, como la llama el Dr. Ian Billinghurst, (veterinario fundador de la dieta BARF o cruda), está detrás de la mayoría de alergias en perros y gatos de nuestra era. Si nos informamos bien de la manera que estos alimentos están fabricados, y qué tipo de ingredientes utilizan incluyendo las marcas más prestigiosas, también nosotros empezaríamos a relacionar los problemas de salud de nuestros animales de compañía con una alimentación tan procesada y deficiente.

Según la veterinaria norteamericana Dr. Karen Becker, los piensos contienen altos porcentajes de cereales y sus subproductos. Estos ingredientes en su origen y luego tras el proceso de extrusión se convierten en alimentos altamente inflamatorios, desencadenando toda una serie de enfermedades en tu perro o gato. Según ella, las alergias, la artrosis, hipotiroidismo, otras condiciones en las que se inflaman las glándulas, inclusive muchos tipos de cáncer ( una enfermedad relacionada con procesos inflamatorios crónicos) se pueden relacionar directamente con este tipo de alimentación.

LOS PERROS Y GATOS SON CARNÍVOROS

Por más que insistamos en convertir a nuestros animales de compañía en omnívoros, los perros y gatos, caninos y felinos, son principalmente carnívoros.

Darles una alimentación que contiene un alto índice de hidratos de carbono (cereales, materia y subproductos vegetales de dudosa calidad), les estamos intoxicando. La materia vegetal dentro de los piensos se convierte en un factor alérgeno que el sistema del animal empieza a detectar como tóxico.   Su homeostasis (la capacidad que su cuerpo tiene de mantener el ph y el equilibrio) reacciona como si se estuviera envenenando y comienza a deshacerse como puede de estas sustancias que no puede digerir, ni asimilar correctamente. La primera línea de defensa es eliminar las toxinas de su sistema a través de la piel. Sin embargo, día tras día el animal ingiere por la boca más cantidad de alérgeno a través de su comida: el pienso.  La solución más común es cambiar la dieta del perro por un pienso hipoalergénico, pero sigue siendo pienso.  Con el tiempo, ese sistema llega a un nivel de saturación que compromete la parte de su sistema inmune que reside en el intestino, y pueden aparecer problemas digestivos varios (heces blandas, mucosidad, enteritis, infestaciones de parásitos, diarreas intermitentes, gases, torsiones de estómago. En cada vez más casos, este intestino se vuelve permeable (síndrome de intestino permeable) y empieza a filtrar sustancias tóxicas sin digerir al sistema sanguíneo. La inflamación de los órganos y tejidos es la forma que el cuerpo tiene para reaccionar. A partir de este momento, todo es posible. La mayoría de desarreglos endocrinos podrían relacionarse con un colon permeable y un grave problema de alergias que no se han diagnosticado, ni tratado de forma adecuada. Los problemas de huesos y tendones, también se pueden relacionar con una alimentación híper-alergénica y tóxica. Las enfermedades degenerativas y autoinmunes también.

CAMBIO DE DIETA, ¡YA!

Nos han vendido la idea de que los piensos son la mejor forma de alimentar a los animales de compañía.  Están estudiados y equilibrados. Esta es la mayor mentira que los propietarios de animales nos hemos tragado jamás, junto con la de que hay que vacunar a nuestras mascotas anualmente para que estén cubiertos de enfermedades letales. Veterinarios tan venerados y respetados como Carlos Rodriguez de Mascoteros, están convencidos. En sus videos en Youtube, el Sr. Rodriguez nos lo asegura todavía: el pienso es el alimento más adecuado para tu perro o gato. Sin embargo, ya existen otros veterinarios de nueva generación que se han dado cuenta de todo esto, que son verdaderos amantes de los animales más que de su bolsillo, y nos animan a cambiar la dieta de nuestros amigos carnívoros a una natural y “biológicamente apropiada”. En EE.UU. y otros países anglosajones estos profesionales lideran  el cambio de paradigma donde se impone la dieta natural y cruda (casera y BARF-ACBA).

Ya aparecen algunos rebeldes del sistema en España también oponiéndose a seguir apoyando esta industria envuelta en escándalos y mentiras y recomiendan a sus clientes y pacientes una dieta natural como una posible solución a las alergias entre una larga lista de enfermedades que podrían estar relacionadas con la ingesta diaria de pienso.

Si tu perro padece de problemas de piel, es posible que su intestino esté afectado, y lo que este necesita es que te impliques en su cambio de dieta. Otro tipo de pienso, no vale. Tu perro necesita una dieta biológicamente apropiada para su especie, y el pienso no cumple este requisito básico. Una dieta rica en carnes y grasas animales, verduras y frutas preparadas en casa es lo ideal. Escogiendo tu mism@ los ingredientes y cocinando una variedad de recetas le va a devolver a tu perro su salud. Cuando haces el cambio, en seguida se perciben los cambios para mejor. En unas semanas empiezan a desaparecer los problemas de piel y digestivos. Su pelo brilla más, sus uñas se vuelven duras y suaves. Su dentadura se limpia y sus encías vuelven a su estado normal. El ph del animal se regula, su intestino recibe prebióticos y probióticos naturales, enzimas, vitaminas y minerales de fuentes naturales, recuperando la mucosa y flora natural. No hay vuelta atrás.

A la vez que cambias la dieta puedes suplementar su comida con una serie de alimentos que pueden favorecer y acelerar el proceso de recuperación. La espirulina, el yogurt, la levadura de cerveza, el vinagre de manzana, la cúrcuma, la arcilla blanca, el aceite de onagra y de oliva virgen extra son tan solo una muestra de lo que la naturaleza ofrece para que tu perro pueda desintoxicarse y recibir un apoyo adicional de vitaminas, minerales, probióticos y enzimas indispensables para que su dieta sea equilibrada.

Aunque el veterinario te diga que el perro es alérgico a un sinfín de alimentos, y te recomiende un pienso alternativo, posiblemente no sea remedio para acabar con sus alergias y enfermedades relacionadas. A muchos perros se les recomiendan ahora piensos grain-free (sin cereales) o con proteínas de carne de diferentes animales porque el pollo sale como alérgeno en sus analíticas, pero, como cuestionaría Domingo Vida, veterinario convencido de la dieta natural, ¿a qué tipo de pollo es alérgico? ¿A las harinas de carne que contienen solo los deshechos de los mataderos como la piel, las plumas, los picos, y las patas? Para Domingo Vida, el pollo que tú compras en la carnicería no tiene nada que ver con los subproductos de pollo que las empresas utilizan para fabricar piensos, y seguramente, tu perro podrá comer pollo fresco sin que le ocasione procesos inflamatorios como el síndrome de colon permeable o dermatitis crónica. Es decir, no necesariamente hay que eliminar los alimentos a los que tu perro da positivo como factor alérgico, sino que hay que eliminar el pienso, porque los piensos son alimentos muertos, artificiales, y tóxicos*.

Sólo una dieta natural con ingredientes frescos permite que el sistema de animal se restaure y vuelva a su homeostasis natural.

* Nuestro estilo de vida nos lo pone muy difícil para cocinar, ya no solo para nosotros mismos, sino para nuestros animales de compañía. Por eso el pienso es muy cómodo para alimentarles. Pero no puede suponer la fuente de alimento diaria para ellos. Podemos hacer un esfuerzo y un cambio de chip, si lo que nos importa es su salud y bienestar…así, el pienso se convierte en algo puntual que les damos de comer cuando “realmente” no tenemos tiempo, o nos lo llevamos de viaje, o tiene que ir a una residencia donde no ofrecen opciones naturales.

 OTROS TRUCOS PARA AYUDAR A TU PERRO A DESINTOXICARSE

Vinagre de manzana:   Este remedio antiguo debe ser ecológico y sin pasteurizar para contener “la madre”.  Sus muchas cualidades permiten depurar la sangre y las vías urinarias de sustancias tóxicas. Se puede utilizar vía externa como un tónico de piel que refresca las zonas calientes (oídos, almohadillas,etc), que además tiene efecto repelente para parásitos externos. Vía interna se puede añadir un chorrito al bebedero cada vez que se cambie el agua. Como puede dañar el esmalte de los dientes, se debe dar en tandas como la primavera y el otoño.

Hierbas depurativas:  El campo nos ofrece una variedad de plantas con propiedades purgantes que tienen la habilidad de desintoxicar el hígado y el sistema sanguíneo. El Diente de León, el Cardo Mariano, la Alcahofera, la Ortiga, y la Cola de Caballo son todas eficaces. Se pueden dar por separado o juntas. Y se administran espolvoreándolas encima de su comida natural, en grageas o cápsulas, o en infusión añadida a su comida.

Arcilla:  Desde la antigüedad, la geo terapia ha sido usada para mantener la salud. Los animales son muy sabios, y si tienen acceso a ella, se sirven ellos mismos. Si no es el caso, se puede adquirir arcilla en una herboristería y añadirla a la comida de tu perro o gato para que se beneficie de sus propiedades depurativas y nutritivas.

Por Gemma Knowles – Acupuntora, Nutricionista, terapeuta de Flores de Bach, Maestra de Reiki, y autora del libro “Cocina Sana para tu Perro”.

Si quieres aprender más sobre formas naturales de cuidar a tus animales de compañía, te interesará el  NATURAL HEALING FOR PETS SYMPOSIUM, un evento que reúne a profesionales y expertos en Terapias Naturales y Nutrición Natural para animales de compañía.  

Consulta toda la información en el siguiente enlace:  

http://naturalhealingforpets.com/

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *